Centro de ayuda

¿Tengo que cumplir mi objetivo calórico todos los días?

La respuesta es no. Por supuesto, lo ideal sería que siguieras tu objetivo  todos los días, pero las pequeñas desviaciones son perfectamente normales y no son especialmente malas. Algunos días tenemos más hambre que otros. A veces comemos algo por cortesía o simplemente por la hora del día. ¿Será que eres de los que comen por estrés o por aburrimiento? Hay muchos factores que influyen en lo que comemos y en la cantidad que comemos. Por fin, el acto de comer no se limita a la ingesta de calorías, sino que está fuertemente vinculado a las emociones, la percepción sensorial, el placer y los aspectos sociales. De hecho, es imposible ignorar estos factores. Cada día es diferente y tus hábitos alimenticios también.

El objetivo calórico debe considerarse como una guía y un método para ayudarte a cuestionar y controlar tus hábitos alimentarios. El objetivo es aprender de tus experiencias. En otras palabras, si un día superas tu objetivo calórico, este método te permite saber qué alimentos han contribuido a eso. Con el tiempo, aprenderás a distinguir entre los alimentos que son verdaderas "bombas de calorías" y los que puedes comer más sin superar su objetivo calórico.

Es importante que respetes tu objetivo calórico en una media semanal. Por ejemplo, puedes compensar una noche con unas cuantas calorías de más con un pequeño déficit calórico otro día o haciendo ejercicio físico.

Aunque quieras cumplir tu objetivo calórico cada día, intenta no ser demasiado dogmático y estricto contigo mismo, ya que pasarte el día contando calorías no es un hábito saludable.

Cada metabolismo es diferente y cada cuerpo reacciona de forma distinta a la ingesta de alimentos. Por lo tanto, considera siempre nuestros cálculos como una simple recomendación y nunca como una obligación.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 108 de 113

¿No encontraste lo que buscabas?

Enviar una solicitud